Why I started this blog:

Because I’m fed up with the lies and nonsense the jews have been feeding us for over 70 years. (And before that, too).

Because I’m sick of seeing everything I know turned into a cesspit of filth.
Because I’m sick also of seeing corruption of every type promoted, encouraged and praised like a badge of honor. I’m sick of living in a world that awards prizes and makes role-models and heroes of people who belong in jail or in an insane asylum, at the worst, or at the best, do not deserve the position and acclaim they do have.
Because I’ve had enough of seeing that every value, custom and tradition –the very foundation of things and nature– being turned topsy-turvy — and nothing better emerging as a result.
And also, I see my people getting killed every day. Not necessarily with bombs or guns -yet-, but dying a slow and worse death than that –the killing, raping and maiming of their minds and souls–, of which there is no turning back.
Because I found out what is really the truth — and is not what we were told it is.
And last, but not less important:
Because it’s imperious to me to speak out. It’s not only a personal need — it’s also a duty.

I know that these truths are considered “politically incorrect”, “offensive”, plain lies born of malice, or simply, too inconvenient.
And in a world that is getting increasingly more repressive while it claims to be “tolerant” and “inclusive”, and where people are taking
the shroud of victimhood as a job-career, when they are literally looking out for opportunities to get offended (so it furthers their goals and get sympathy), all at the same time, without doing any real work of value and making excuses for their incompetence blaming somebody else but themselves for it, well, it takes guts to speak out.

But, as Julius Streicher said:

“Who knows the truth and does not say it, is a miserable creature”.

And who wants to be a miserable creature? Not me! Not anymore! And I urge you to speak out as well! I urge you to improve yourself, clean yourself of your bad habits (everybody has these, including me) and man up and resist the Jew World Order!!

If we stand up united and strong, no jew can take us. We are better, stronger and smarter than them in all counts. We ruled the world and we
can still do it today. We only have to be TRUE TO OURSELVES as White men and women, and no amount of jewish lies will make us bend to their
demands. We will rise again!!

And for people of other races who think that White supremacists are “baaaad”, they’ve lied to you too. The only real supremacists that are really, really bad, for everyone, are the jewish ones. Ask the
Palestinians. Ask any person who ever lived in a communist dictatorship. They opress and enslave everyone that is not of their own.

That includes you too.

 

So, if we want to stand a fighting chance, we must take action NOW!!

Por qué escribo este blog:

Porque me harté de escuchar las mentiras y basura con las que los judíos nos han estado alimentando desde hace más de 70 años. (Y también antes de eso).

Porque me cansé de ver todo lo que conozco convertirse en un basurero. En un asqueroso chiquero.

Porque también me cansé de ver la corrupción de todo tipo, índole y color promovida, celebrada y alentada. Que ser corrupto sea como llevar una medalla de honor en un mundo que se ha convertido en una porquería.
Que la gente que tiene hoy puestos de fama o relevancia sea tan corrupta, y que en vez de ser encarcelados por sus crímenes -o llevados al manicomio, en algunos casos-, sea vista como héroes o modelos de conducta a seguir.
También me enferma ver que todos los valores, costumbres y tradiciones que hacen a una sociedad, sean ridiculizados, puestos de cabeza o desechados como se tira la basura, y sin que salga nada bueno de eso.
Y porque veo a mi gente ser asesinada todos los días. Pero no necesariamente con una bala o una bomba (aunque también pasa, y será aun peor si no se detiene), sino morir de una muerte lenta, indolora, pero no por eso menos cruenta –la muerte de la mente, el espíritu y el alma–, cosa que no tiene vuelta, con todo lo que eso conlleva.
Y porque me he dado cuenta que lo que nos hacen pasar como verdad, no lo es.
Y porque es necesario para mí decir la verdad.
Es un deber, en un mundo tan podrido.

Se que estas verdades son “políticamente incorrectas” u “ofensivas”, mentiras dichas con maldad o demasiado inconvenientes.
Y en un mundo que se está haciendo cada vez más represivo mientras habla de ser tolerante e inclusivo (si, tolerante con quien no te tolera y con lo que no debe ser tolerado), y en donde la gente literalmente, y cada vez más, elige el trabajo de víctima profesional para conseguir sus fines, simpatía y amor, sin hacer un trabajo REAL, y para tener excusas para echarle la culpa de su incompetencia a alguien más en vez de
echarsela a ellos mismos, bueno, se necesitan pelotas para hablar de esto.

Pero, como dijo el gran Julius Streicher alguna vez:

“Quien sabe la verdad y no la dice, es una criatura miserable”

¿Y quién quiere ser un miserable? ¡Yo no! ¡Ya no más! Y te digo, ¡es mejor que hables de estas cosas también! Te mando a que te mejores a vos mismo. Limpiate de tus malos hábitos (todos los tenemos, incluso yo) y los judíos se aprovechan
de eso y te controlan. ¡Poné los huevos sobre la mesa y resistí al Nuevo Orden Judío Mundial!

Si nos unimos, ningún judío puede vencernos.

Somos mejores, más fuertes e inteligentes que ellos en todo. Hemos creado civilizaciones y aun podemos hacerlo hoy. Solo tenemos que ser FIELES A NOSOTROS MISMOS como hombres y mujeres blancos, y ninguna mentira o estafa judía nos hará ser sus esclavos de nuevo. ¡Nos levantaremos otra vez!

Y para la gente de otras razas que les han dicho que los supremacistas blancos son “maaaalos”: los judíos les han mentido a ustedes también. Los únicos supremacistas que existen que son realmente malos para todos, son los
supremacistas judíos. pregúntenle a los palestinos. pregúntenle a cualquier persona que haya vivido bajo un gobierno comunista. Ellos oprimen y explotan a todos los que no son como ellos.
Eso los incluye a ustedes también.

Así que, si queremos tener una chance de sobrevivir y vencer, por nuestro bien, ¡debemos actuar YA!