Por qué escribo este blog:

Porque me harté de escuchar las mentiras y basura con las que los judíos nos han estado alimentando desde hace más de 70 años. (Y también antes de eso).

Porque me cansé de ver todo lo que conozco convertirse en un basurero. En un asqueroso chiquero.

Porque también me cansé de ver la corrupción de todo tipo, índole y color promovida, celebrada y alentada. Que ser corrupto sea como llevar una medalla de honor en un mundo que se ha convertido en una porquería.
Que la gente que tiene hoy puestos de fama o relevancia sea tan corrupta, y que en vez de ser encarcelados por sus crímenes -o llevados al manicomio, en algunos casos-, sea vista como héroes o modelos de conducta a seguir.
También me enferma ver que todos los valores, costumbres y tradiciones que hacen a una sociedad, sean ridiculizados, puestos de cabeza o desechados como se tira la basura, y sin que salga nada bueno de eso.
Y porque veo a mi gente ser asesinada todos los días. Pero no necesariamente con una bala o una bomba (aunque también pasa, y será aun peor si no se detiene), sino morir de una muerte lenta, indolora, pero no por eso menos cruenta –la muerte de la mente, el espíritu y el alma–, cosa que no tiene vuelta, con todo lo que eso conlleva.
Y porque me he dado cuenta que lo que nos hacen pasar como verdad, no lo es.
Y porque es necesario para mí decir la verdad.
Es un deber, en un mundo tan podrido.

Se que estas verdades son “políticamente incorrectas” u “ofensivas”, mentiras dichas con maldad o demasiado inconvenientes.
Y en un mundo que se está haciendo cada vez más represivo mientras habla de ser tolerante e inclusivo (si, tolerante con quien no te tolera y con lo que no debe ser tolerado), y en donde la gente literalmente, y cada vez más, elige el trabajo de víctima profesional para conseguir sus fines, simpatía y amor, sin hacer un trabajo REAL, y para tener excusas para echarle la culpa de su incompetencia a alguien más en vez de
echarsela a ellos mismos, bueno, se necesitan pelotas para hablar de esto.

Pero, como dijo el gran Julius Streicher alguna vez:

“Quien sabe la verdad y no la dice, es una criatura miserable”

¿Y quién quiere ser un miserable? ¡Yo no! ¡Ya no más! Y te digo, ¡es mejor que hables de estas cosas también! Te mando a que te mejores a vos mismo. Limpiate de tus malos hábitos (todos los tenemos, incluso yo) y los judíos se aprovechan
de eso y te controlan. ¡Poné los huevos sobre la mesa y resistí al Nuevo Orden Judío Mundial!

Si nos unimos, ningún judío puede vencernos.

Somos mejores, más fuertes e inteligentes que ellos en todo. Hemos creado civilizaciones y aun podemos hacerlo hoy. Solo tenemos que ser FIELES A NOSOTROS MISMOS como hombres y mujeres blancos, y ninguna mentira o estafa judía nos hará ser sus esclavos de nuevo. ¡Nos levantaremos otra vez!

Y para la gente de otras razas que les han dicho que los supremacistas blancos son “maaaalos”: los judíos les han mentido a ustedes también. Los únicos supremacistas que existen que son realmente malos para todos, son los
supremacistas judíos. pregúntenle a los palestinos. pregúntenle a cualquier persona que haya vivido bajo un gobierno comunista. Ellos oprimen y explotan a todos los que no son como ellos.
Eso los incluye a ustedes también.

Así que, si queremos tener una chance de sobrevivir y vencer, por nuestro bien, ¡debemos actuar YA!

Anuncios

Autor: Gas Mask

Please visit https://thegasmaskblog.wordpress.com if you are fed up with jewish lies and bullcrap!