¿Y vos, ya votaste…?

Urna electoral.

 

Bueno… odio ser quien da las malas noticias, pero…

Más allá de lo que hayas puesto dentro de la urna electoral, más allá de que hayas presentado tu documento (cualquiera entre los válidos), dado los buenos días a las autoridades de mesa, hayas elegido una boleta (de las tantas) que hay y la hayas puesto dentro del sobre y luego hayas firmado el padrón, lamento decirte que…

Tu voto no decide nada.

Tu voto no cambia nada.

Si, si cambiara algo, si sirviera para algo, no te dejarían hacerlo, papito. ¿Estamos?

Solo convalidás una farsa. Nada más.

Los candidatos, más allá del nombre o partido que hayas puesto en el sobre, no se salen del discurso aceptable… ¿Se entiende?

Esto es, el discurso, las “ideologías” que están en juego, los partidos, no son para nada una amenaza al Sistema.

Si, si, parezco anarquista o comunista. No. El término “el Sistema” lo uso por conveniencia, nada más. Y para demostrarlo, voy a definirlo.

El Sistema es el Sistema judaico.

El “Sistema” es favorable a la judería mundial que maneja los hilos de prácticamente todo el mundo.

Mejor dicho, el “Sistema” es la Judería Internacional. Esto es, judíos.

Los anarquistas, comunistas y muchachos “anti-sistema” de varias yerbas jamás lo definen. Siempre hablan del “Sistema” como quien habla de un ente inanimado que controla todo… Pero al no identificar quienes son los responsables, todo queda en la nada.

Y estos tontos rebeldes, solo se rebelan contra si mismos. Es decir, no combaten al sistema. Antes de eso, se drogan, se revientan y autoboicotean. Eso es lo que hacen.

Mientras hablan como pelotudos de “hay que luchar contra el Sistema”… “Abajo el sistema, loco!”

Están pagados por el mismo Sistema al que dicen combatir. Prueba de ello son las huestes antifascistas (antifas) pagadas por Soros.

Si. George Soros, un judío húngaro, que, entre otras cosas, financia a los lindos negritos de “Black Lives Matter”. O a las organizaciones gays.

No me quiero ir demasiado por las ramas hoy, por que estoy hablando del falso sistema democrático y la votación que hoy (13 de agosto) se realiza en Argentina. Así que lo dejaré ahí, para dedicarme a lo interno.

Hoy se debate entre dos (o tres) partidos aparentemente distintos… Pero demasiado iguales, en efecto.

Primero, el oficialismo, encarnado por el PRO-Cambiemos de Mauricio Macri y sus huestes.

Luego, la oposición fantasmal de Cristina Kirchner y su “Unión Ciudadana”… Una joda el nombre, considerando lo que fomentó.

Y por último, y como tercero en discordia, Sergio Massa con su extraña alianza con Margarita Stolbizer, que demuestra todo, incluso una tendencia a tragarse sapos. 1País, le dicen a eso.

El resto no cuenta, y será barrido si no alcanza un determinado número de votos… Que para eso son estas elecciones.

Es toda una mezcla. Ya no se sabe si se está votando para senadores y diputados, o para presidente.

Y de todas maneras, si se presentan más o menos los mismos que se presentaron en 2015, o se habla de más o menos lo mismo que en el 2015, la confusión se agudiza.

Es todo una mezcla, y todo lo mismo. Un juego en el que solo importa zafar de la causa penal, o de la irrelevancia pública, que es mucho peor que caer en gayola para esta gente… Son ratas de albañal que no piensan en el país, solo piensan en ellos mismos.

Son gerentes del poder judío internacional… Y en muchos casos, son judíos ellos mismos también.

Nada más que eso. Así que, cuando estás votando por cualquiera de estos, estás votando por judíos… Judíos que solo destrozan el país en beneficio de ellos… ¿No me creés? ¡Mirá el país en el qué vivimos hoy, querido!

¡Un país rico en recursos y potencial, pero sistemáticamente saqueado! ¡Un país dividido por una grieta que cada vez se hace más honda! ¡Un país partido al medio qué está exactamente en dónde los “amiguitos” judíos quieren que esté! ¡Si! La gente está dividida y se tira, como quien tira trapos sucios, los casos de corrupción de unos y otros por la cabeza… ¡SON LO MISMO!

Leyendo está noticia, me doy cuenta de dos cosas: la decadencia, por un lado, y la ingenuidad (y chantaje emocional) por el otro.

Que una sarta de pesos pluma intelectuales te hable del “deber cívico” y de que “hay que votar” como marmotas a quienes nos destrozan, habla, por lo menos, del grado de estupidez y masoquismo que tiene esta sociedad… Y por extensión, de las sociedades occidentales.

Si, por más que les reviente a tipos como Santiago Maldonado, un “mapuche” más pálido que el papel, Argentina es parte del mundo occidental y BLANCO. Si. Aunque les joda a tipos como él.

Si está “desaparecido” o si se fue de joda con los marcianitos verdes, en el fondo no es tan relevante. Es un traidor a su raza, y un pobre pelotudo, además.

Pero la culpa no es toda de él, tampoco. No. Es culpa, en gran parte, del “sistema” anti-blanco y judaizado en el que vivimos hoy. Santiago Maldonado, vivo o muerto, es una víctima de él.

Seguramente que, este pibe Maldonado, se tragó, como tantos, el versito de “Roca genocida de indios”… O el otro versito ese que dice “Los blancos son usurpadores de la tierra de los pueblos originarios.” Y propaganda similar.

Ahora, hay un problema. Maldonado es (o era) blanco. O sea que, aunque fuera verdad, a Maldonado no debería importarle un pito todo eso. El es blanco, los mapuches no. Eso del humanismo ciego y bobo es también parte causante de nuestra decadencia.

La culpa blanca (que también tiene otra arista, aun más perversa) no debería existir. Maldonado es probablemente un hijo o nieto de inmigrantes españoles. No es (probablemente) un muchacho “mapuche”. No. Probablemente ni tenga sangre mapuche corriendo por sus venas. No.

La arista perversa de todo esto de la culpa blanca es que, dejamos que nos tiren porquerías y mientan sobre nuestra historia. Y aun más: dejamos que nos gobiernen otros. Es decir, los judíos.

Dejamos que nos gobiernen judíos gracias a la inmunidad que tienen frente a las críticas, conferida por un supuesto Holocausto que nunca existió… para ellos. Si lo fue para los alemanes.

Quien tiene dudas de lo que afirmo en el último párrafo mejor que haga click en el link que dejo con la palabra “alemanes” remarcada. Y también, que mire el vídeo que dejo en este enlace… Si tiene dudas de todo, le sugiero que lea todos los links y que busque los nombres propios también.

Si señores, aunque no lo crean, todo eso tiene que ver con nuestra decadencia… Que no es el único caso, tampoco. Todas las naciones occidentales sufren una suerte similar. En mayor o menor grado, todos pasan por lo mismo.

Y mientras sigamos atrapados en el falso juego democrático, vamos a seguir teniendo los mismos problemas, y aun peores (y empeorados)… ¿Alguien sabe lo que pasa en Venezuela?

Los medios masivos no dicen nada (entre otras razones, por que son judíos los dueños también). Para enterarse un poco de que está pasando allá, les sugiero que lean estos dos links (este y este). Y que busquen #operacionDavid y #operacionNinja en Twitter. Y por favor, no me digan que íbamos a terminar así por que es una estupidez. Si lo sacan al forro de Maduro y gobiernan patriotas de verdad no puede ser malo. La “oposición” encarnada en la MUD no sirve para nada, ante los hechos

Mientras acá estamos divididos. Esperando, ahora, que salgan los resultados de la votación. Tal vez algún retrasado (rezagado) todavía esté esperando para votar… Como dije, da lo mismo si vota o no. Total, el juego ya está definido de antemano. Gane quien gane, todo seguirá igual

 

 

 

 

Anuncios

Autor: Gas Mask

Please visit https://thegasmaskblog.wordpress.com if you are fed up with jewish lies and bullcrap!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s