Hace 128 años…

Adolf Hitler

Hoy, hace 128 años, nacía un hombre. Un hombre que haría historia, y dejaría su huella de manera indeleble en el mundo. Sobre todo en su país, a pesar de todos los intentos para borrar su legado…

Un hombre que haría muchas cosas por su país, a pesar de todos los intentos por sabotear sus esfuerzos. Un hombre del cual se hablaría mucho, -desgraciadamente para muchos hoy él es un sinónimo del Diablo-, pero que lo único que verdaderamente hizo fue servir a su país de la mejor manera posible. Y vaya si cumplió.

Por eso, hace 84 años, sus enemigos mortales le declararían la guerra. Si, dije hace 84 años. El mismo año en el que este hombre llegó al poder. Llegó al poder para gobernar sobre un país devastado, que sufría los efectos de un tratado que literalmente los ponía de rodillas ante las naciones “potencias” del mundo. Todas estas eran -y aun son- controladas por sus enemigos mortales. Que también son nuestros enemigos.

Judea declara la guerra a Alemania el 24 de marzo de 1933.
Judea declara la guerra a Alemania. Si, leyeron bien, la fecha del diario es el 24 de marzo de 1933. Fuente: http://snippits-and-slappits.blogspot.com/2012/05/how-hitler-defied-bankers.html

Declarandole la guerra económica a su nación, sus enemigos pensaban que la pondrían de rodillas aun más de lo que estaba. No fue así, sino más bien todo lo contrario. El país, gobernado por sus políticas, floreció. Tuvo un renacimiento envidiado por todas las naciones del globo, especialmente por sus enemigos. Propios y extraños se quedaban maravillados del nível de vida que tenía su nación, especialmente si se comparaba con como estaba hacía apenas unos pocos años antes. Era un milagro.

Habiendose sacado a los párasitos que gobiernan las naciones del mundo entero, su país entró en una etapa de reconstrucción y crecimiento muy pocas veces vista. Todo lo mal que habían estado durante los años anteriores se trocó en bienestar general para todo el pueblo. Del más grande al más chico, del más rico al más pobre, practicamente todos estuvieron mejor en su gobierno. Es más, esa división entre ricos y pobres que existía en su país, estaba en vías de desaparecer. Hoy, casi todos los países “demoliberales” de distintos colores no pueden decir lo mismo. Y cuando se nivela, es indudablemente hacia abajo. Promoviendo la mediocridad en todos los ámbitos de la vida. Pero no en este país, y no bajo su gobierno.

Pero lo bueno no iría a durar mucho. Especialmente por que sus enemigos -demoliberales, comunistas y no tanto- se aliarían para hacerle la guerra. No querían que su ejemplo fuera seguido por otros países. No querían que esos otros países se sacaran a las sanguijuelas -con perdón de las sanguijuelas, hasta ellas son mejores que estos entes- de encima. Y mucho menos, que se desarrollaran y se dieran gobiernos fieles a sus naciones. No no, eso era imperdonable.

Entonces, iniciaron una guerra. Con el pretexto de defender a una nación indefensa del imparable avance de su país. El problema es que esa nación fue invadida apenas dos semanas más tarde por quien vendría a ser uno de los enemigos más implacables de todos. A esa gran nación, -roja, roja- no le declararon la guerra las potencias “democráticas”. Una, por que serían aniquiladas completamente por esta. Y dos, por que la defensa de la nación más pequeña era simplemente un pretexto. La libertad de esta era una tapadera, por que años más tarde la pequeña nación estaría bajo el dominio de la gran nación roja-roja, sin que la vinieran a ayudar a luchar contra esta. Apenas unos artículos en periódicos diciendo “que horror como se vive allí” y “la falta de libertad de esa pequeña nación es horrenda”. Pero volvamos a la Gran Guerra, Segunda Parte…
Las potencias “demoliberales” engañarían a los jóvenes de sus países para que fueran a alistarse para luchar contra el enemigo -que en la primera Gran Guerra había sido llamado salvaje y comparado hasta con los hunos-. Los jóvenes de estos países aceptaron, por que: a)combatirían a los malos, ¿que mejor motivo que ese? b)no sabían realmente como eran las cosas, ignoraban por quienes estaban peleando en realidad y quienes controlaban su país, y c) -para muchos determinante- tendrían trabajo, casa, comida y hasta ropa limpia, que en muchos casos no tenían. Así que los muchachos fueron a combatir a sus hermanos de raza, completamente engañados.

Animación del desarrollo de la segunda guerra mundial. En verde, la Unión Soviética antes de 1941, en azul Alemania y sus aliados, en rojo los Aliados (junto con la Unión Soviética después de 1941).
Animación del desarrollo de la segunda guerra mundial. En verde, la Unión Soviética antes de 1941, en azul Alemania y sus aliados, en rojo los Aliados (junto con la Unión Soviética después de 1941). Como ven, esta imágen es un buen testimonio para saber QUIENES ganaron realmente la guerra. Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Second_world_war_europe_animation_large_de.gif

Terminarían ganando la guerra. Y dejando al país gobernado por este señor completamente en ruinas. ¿Por qué? Simplemente por que este país no se había arrodillado al poder que controlaba a las potencias -el poder Judío Internacional- dicho con todas las letras…

Pero, su legado no será olvidado. A pesar de todos los esfuerzos para borrarlo de la memoria colectiva de su pueblo, y del mundo entero, aun sigue vivo…

¡Salve Victoria!

Sieg Heil!

Heil Hitler!

Adolf Hitler recibiendo el saludo de la gente.

 

 

Anuncios

Adolf Hitler on the Destruction of Art and Culture

Source: http://www.renegadetribune.com/adolf-hitler-destruction-art-culture/

From Mein Kampf

If we study the course of our cultural life during the last twenty-five years we shall be astonished to note how far we have already gone in this process of retrogression. Everywhere we find the presence of those germs which give rise to protuberant growths that must sooner or later bring about the ruin of our culture. Here we find undoubted symptoms of slow corruption; and woe to the nations that are no longer able to bring that morbid process to a halt…

Read more at: Adolf Hitler on the Destruction of Art and Culture

Adolf Hitler – Proclamation to the German folk – 01.02.1933

Berlin, February 1, 1933 More than fourteen years have passed since the unhappy day when the German people, blinded by promises from foes at home and abroad, lost touch with honor and freedom, there…

Read the original at: Adolf Hitler – Proclamation to the German folk – 01.02.1933