¿Quién controla los medios de comunicación? | Radio Islam

[Tratando de redpillear normies en Facebook me encontré con esto. Está casi enteramente en español (sacando algunos videos y cosas). Un video está caído, por desgracia… pero aun así es muy buena esta información.]

¿Quién Controla los Medios de Comunicación? – Supremacia Judia en los Medios

“Tal como está, la prensa se ​​ha convertido en el mayor poder dentro del Mundo occidental, más poderoso que el poder legislativo, el ejecutivo y el poder judicial. A uno le gustaría preguntar, ¿por quién se ha elegido y para quién es este responsable?”

Aleksandr Solzhenitsyn

(…)

Cuatro de los cinco gigantes del entretenimiento son ahora gestionados o propiedad de Judios. News Corp. de Rupert Murdoch (en el número cuatro) es el único bastión gentil (no-judío), sin embargo, Rupert es tan pro-Israel como cualquier Judío, o probablemente aún más.”

— Los Angeles Jewish Times, “Yes, Virginia, Jews Do Control the Media,” Oct. 29-Nov. 11, 1999 p. 14

En la película ganadora de un óscar, Network, Howard Beale, el “profeta loco” es consumido por la idea de exponer un peligro insidioso al que enfrenta Estados Unidos: La toma de control de la televisión estadounidense por parte de los árabes a través de sus petrodólares.

La película se basa en un guión ganador del Oscar por Paddy Chayefsky (un judío), que representa a una oscura trama de los árabes para comprar y controlar las cadenas de televisión. Howard Beale, interpretado por Peter Finch, es un presentador de noticias desquiciado que dice lo que piensa sobre cualquier tema, lo que resulta en ratings exorbitantes.

Imagínese si partidarios iraquí-estadounidenses de Saddam Hussein tuvieran el control de los medios estadounidenses. Supongamos que controlan las redes nacionales de televisión y fueran la mayoría de los propietarios, productores y guionistas de la televisión de entretenimiento y noticias.

La TV es un poder irresistible que llega a cada hogar estadounidense (y del mundo) – la fuente principal por el cual la mayoría de los norteamericanos aprenden sobre el mundo. Tenga en cuenta los peligros de ese enorme poder dominado por una minoría muy unida, iraquí, musulmán que apoyara el régimen de Hussein.

Si los medios de comunicación alternativos a la televisión siguieran en libertad, estos sin duda considerarían la dominación iraquí de los medios de comunicación como un gran peligro para Estados Unidos. Cada fuente de comunicación no-iraquí proclamaría que dicho control amenaza sus libertades. El Congreso probablemente redactaría leyes para romper el dominio absoluto en la televisión por parte de iraquíes. Patriotas les recordarían a los estadounidenses que si no fueran libres para obtener noticias imparciales, documentales y la programación, la democracia no podría funcionar.

El poder de la TV al estar controlado por un solo punto de vista erosionaría la fundación de todas las libertades: La libertad de expresión. Los expertos estarían indignados de que no-estadounidenses, personas con lealtad a una potencia extranjera, tuvieran el control sobre la mente americana.

Llevando la analogía más lejos, imagine si el resto de los medios de comunicación también estuvieran en manos iraquíes. Supongamos que las tres principales revistas de noticias, Time, Newsweek, y U.S. News and World Report estuvieran en manos de los iraquíes, que los tres periódicos estadounidenses más influyentes, The New York Times, The Wall Street Journal y The Washington Post – así como una mayoría de los principales periódicos y revistas restantes – fueran controlados por los iraquíes.

Imagine que musulmanes iraquíes dominaran la industria Hollywood, así como también las publicadoras de libros e incluso las distribuidoras de libros. También imagine que los iraquíes tienen una inmensa fortuna en los negocios y la banca, y arraigados a fondo en el entretenimiento y Hollywood, el mundo académico, la judicatura y el gobierno.

Además de todo esto, supongamos que los partidarios de Saddam Hussein tuvieran el más poderoso grupo de presión en Washington y fueran responsables de la mayor parte de la recaudación de fondos tanto de los partidos Demócratas como los Republicanos. Suponga que un dedicado iraquí fuese jefe del Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca. ¿Representaría una situación así un peligro para Estados Unidos…?

Mi respuesta: Si, claro que representaría un peligro para los EE.UU. Y para cualquier país. De hecho, por eso el mundo está tan… jodido. Por eso es un lugar tan peligroso para vivir. Son leales al pueblo judío primero, y luego, si les queda tiempo libre, a la nación que los hospeda. Siempre ha sido así.

Lee más en: ¿Quién controla los medios de comunicación?