William L. Pierce – Ley de Armas en Alemania 1928-1945 | Editorial Streicher

[Esta es una pequeña transcripción de la ley de armas alemana (traducida del alemán por William Pierce en 1994) y vuelta a traducir (en parte) al español.]

William L. Pierce – Ley de Armas en Alemania 1928-1945

Del filósofo y escritor estadounidense, doctor en física William Luther Pierce III (1933-2002), autor entre otros escritos de Los Diarios de Turner (1978), y que fue líder de la organización separatista blanca National Alliance, después de ser el editor del periódico del Partido Nacionalsocialista Estadounidense de G. L. Rockwell, hemos traducido este escrito suyo de alrededor de 1994 (que sería un extracto de un libro del mismo título), y que trata acerca de cierta errónea percepción que muchos difunden en EE.UU. cuando expresan sus temores sobre la anulación del sagrado derecho constitucional (en EE.UU.) a tener armas, que estarían intentando los últimos gobiernos estadounidenses, aduciendo que eso es lo que habría hecho Hitler (desarmar a la población). Pierce con este trabajo demuestra que ello no fue efectivo, y que quienes sostienen eso o son ignorantes (sin culpa) o malintencionados y desinformadores.

Control de Armas en Alemania, 1928-1945

por William L. Pierce

 

Una creencia común entre los defensores de la Segunda Enmienda a la Constitución estadounidense es que el gobierno nacionalsocialista de Alemania bajo Adolf Hitler no permitió la propiedad privada de armas de fuego. Los gobiernos totalitarios —se les ha enseñado en sus clases de educación cívica de escuela secundaria— no confían en sus ciudadanos y no se atreven a permitirles mantener armas de fuego. Así, uno a menudo oye la afirmación: “Usted sabe, la primera cosa que los nacionalsocialistas hicieron cuando ellos subieron al poder fue prohibir las armas de fuego“, o “la primera cosa que Hitler hizo en Alemania fue requisar todas las armas“.

Uno puede entender por qué muchos estadounidenses dueños de armas quieren creer esto. Ellos ven en el actual esfuerzo de su propio gobierno de quitarles su derecho a poseer y portar armas una limitación de un elemento esencial de su libertad y un paso hacia la tiranía, y quieren caracterizar a los confiscadores de armas del modo más negativo que puedan. Adolf Hitler ha sido vilipendiado continuamente durante los pasados 60 años por los medios de comunicación en Estados Unidos, y ciertamente ningún político o funcionario quiere ser comparado con él. Si el esfuerzo de confiscación de armas puede ser convincentemente retratado como algo que Hitler habría aprobado, habrá sido eficazmente difamado…

Lee más en: https://editorial-streicher.blogspot.pe/2012/05/william-l-pierce-ley-de-armas-en.html

El obrero alemán en el nacionalsocialismo

editorial kamerad

El obrero alemán en el nacionalsocialismo

El obrero alemán en el nacionalsocialismo

El obrero alemán en el nacionalsocialismo (28 pags.)

AUTOR

Fritz Mang

SINÓPSIS

“Procurar trabajo no significa solamente una misión perentoria e indispensable de política económica, sino que es la aplicación práctica deprincipio de que el pueblo alemán tiene el derecho a vivir de su trabajo, es decir, que todo el que busque trabajo debe encontrarlo.” (Fritz Mang)

Descargá el libro haciendo click acá: El obrero alemán en el nacionalsocialismo

Ver la entrada original

¿El origen socialista del nacionalsocialismo?

editorial kamerad

¿El origen socialista del nacionalsocialismo?

el-origen-socialista-del-nacionalsocialismo

¿El origen socialista del nacionalsocialismo? (2 pags.)

AUTOR

Nuevo Orden

SINÓPSIS

“Recordemos siempre que nuestro socialismo es ante todo para el pueblo, no para el odio. Hemos de acabar con los usureros, la finanza, pero no para ir a una lucha brutal sino para lograr un Estado popular, enraizado en su tradición, su ética sencilla… renovar todo ese estilo que el capitalismo ha hecho olvidar.”

Descargá el artículo haciendo click acá: el-origen-socialista-del-nacionalsocialismo

Ver la entrada original

Exterminio y Nazi : dos palabras nunca condenadas por Roma

Historia científica

– La mentira más grande jamás contada –

Schopenhauer, en el siglo pasado, en una frase lacónica y certera, había condensado de forma lapidaria todo un argumento, una sentencia inapelable :

¨ el judío es el maestro de la mentira ¨.

Pero la mentira creada en olor de holocausto, en torno a la fábula de los ¨seis millones¨ de judíos muertos durante la segunda Guerra Mundial, ultrapasa todos los límites de la imaginación y, por su volumen y tamaño, no dudamos en catalogarla como la mayor y más pertinaz mentira que jamás se haya contado, la tergiversación histórica más sobresaliente y, en cualquier caso, la falsedad que terminará por denigrar al pueblo que la inventó.

Con insistencia enfática, se ha repetido hasta la saciedad, que seis millones de judíos fueron gaseados o incinerados vivos en hornos crematorios durante el último período de la II Guerra Mundial, pero lo cierto y…

Ver la entrada original 1.276 palabras más

La vida en el Tercer Reich y la Segunda Guerra Mundial – Historias de Sobrevivientes

Acá está la verdad sobre la Alemania en los tiempos de Hitler… la que siempre ocultan y jamás mencionan en los libros de historia, salvo para hablar de un supuesto odio alemán hacia los “pobres judíos”…

¿Por qué está prohibido negar el Holocausto en 30 países con duras penas de cárcel? | Caza de Bunkers

[Este post es larguísimo, así que solo copiaré una pequeña parte. Tiene de todo. Aunque algunos vídeos estén rotos (probablemente por que han sido borrados), tiene mucha evidencia para hacer cuestionar a más de uno el dogma oficial del Holocausto…]

(ABROCHESE EL CINTURON Y PREPARESE, PORQUE SI ESTO LO ESTUDIA BIEN, LE VA A ROMPER ALGUNOS ESQUEMAS).

Podemos negar a Cristo, negar a los profetas, renegar de la democracia, de la libertad, opinar sobre cualquier masacre y crimen de guerra, hasta creer o no creer en los extraterrestres, pero nunca, bajo ningún concepto, podemos negar el hecho de que seis millones de judíos murieron en los campos de concentración alemanes bajo penas expresas contempladas en los códigos penales de los 30 países mas “occidentalizados” del mundo.

Y no solo eso, toda la historia está sujeta a revisión, pero los “revisionistas” que pretenden estudiar qué hay de verdad y mentira en el holocausto judío tienen siempre serios problemas legales y son tachados automáticamente de nazis.

¿Por qué?

Una vez alguien me enseñó el listado oficial de muertos durante toda la segunda guerra mundial en todos los campos de concentración alemanes. Y la cifra era (en total) de 370.000 muertos, incluyendo todas las nacionalidades. ¿La fuente? Bueno, quizá la mas fiable en plena guerra: La Cruz Roja. ¿De dónde salen entonces los seis millones de judíos asesinados si 5 emigraron después de la guerra a Israel?.

Y claro, hay quien a estas alturas se levantará muy airado y exclamará: “¿Y bueno, ¿Que mas da que fueran 370.000 o seis millones? A fin de cuentas lo importante es que los mataron”. OJO: es muy distinto que los alemanes mataran sistemáticamente a 6 millones de judíos a que murieran, por causas de la escasez de la guerra y enfermedades, 370.000 personas de todas las nacionalidades. Recordemos que en la II Guerra mundial murieron 62 millones de personas y tan solo dos millones eran soldados, el resto era población civil.

Cuando tuve acceso a esta información no podía creerla de ninguna forma. Inclusive para una persona abierta de mente y conocedor de cómo nos han llegado a engañar en todos los campos de las ciencias, este tema no podía aceptarlo, yo lo había visto cientos de veces en… lo había visto miles de veces en… (hummmm…) ¡¡¡En muchísimas películas sobre el tema!!!. ¡Dios mío!, me lo habían metido bien en el “disco duro”!, ¿Cuantas películas, superproducciones, han tratado el tema recurrente de los campos de concentración? ¡¡¡¡Muchísimas!!!. Y ¿Quien domina la industria cinematográfica?… ¡Uf…! ¡No puede ser!, así que comencé a estudiarlo y aquí está la información que recopilé, juzguen Uds. mismos, pero que sepan que si algo cuesta de creer es este asunto, a mi me costó y mucho…

Lee más en: ¿Por qué está prohibido negar el Holocausto en 30 países con duras penas de cárcel?

Multiculturalismo – Las mujeres occidentales se sienten inseguras y temen salir solas en sus propios barrios ( 22 julio, 2017 )

La Gazeta Occidental

Hemos conocido determinadas encuentas, crímenes silenciados, violaciones incesantes, y casi siempre la víctima es la mujer occidental. Casos como los de no poder pasear por determinadas zonas y barrios en París, en zonas con mucho flujo de inmigración como en Suecia, Italia, y además por supuesto Alemania. Posiblemente sea en todo Occidente donde los occidentales han sido obligados a convivir con gran cantidad de gentes no occidentales. Lo que derrumba el famoso mito del Racismo, en cambio los occidentales sufren el conocido como Racismo anti-blanco en sus propias naciones occidentales debido a las políticas criminales y negligentes de los políticos bajo el signo sionista ( La Masonería ).

Una situación alarmante, donde las mujeres buscan la escolta de los hombres occidentales exclusivamente, aunque dependiendo de cómo está la situación ya no se puede confiar ni siquiera en ellos ; ya que hay muchos que simpatizan con las ideas de anarquismo…

Ver la entrada original 496 palabras más

Hace 128 años…

Adolf Hitler

Hoy, hace 128 años, nacía un hombre. Un hombre que haría historia, y dejaría su huella de manera indeleble en el mundo. Sobre todo en su país, a pesar de todos los intentos para borrar su legado…

Un hombre que haría muchas cosas por su país, a pesar de todos los intentos por sabotear sus esfuerzos. Un hombre del cual se hablaría mucho, -desgraciadamente para muchos hoy él es un sinónimo del Diablo-, pero que lo único que verdaderamente hizo fue servir a su país de la mejor manera posible. Y vaya si cumplió.

Por eso, hace 84 años, sus enemigos mortales le declararían la guerra. Si, dije hace 84 años. El mismo año en el que este hombre llegó al poder. Llegó al poder para gobernar sobre un país devastado, que sufría los efectos de un tratado que literalmente los ponía de rodillas ante las naciones “potencias” del mundo. Todas estas eran -y aun son- controladas por sus enemigos mortales. Que también son nuestros enemigos.

Judea declara la guerra a Alemania el 24 de marzo de 1933.
Judea declara la guerra a Alemania. Si, leyeron bien, la fecha del diario es el 24 de marzo de 1933. Fuente: http://snippits-and-slappits.blogspot.com/2012/05/how-hitler-defied-bankers.html

Declarandole la guerra económica a su nación, sus enemigos pensaban que la pondrían de rodillas aun más de lo que estaba. No fue así, sino más bien todo lo contrario. El país, gobernado por sus políticas, floreció. Tuvo un renacimiento envidiado por todas las naciones del globo, especialmente por sus enemigos. Propios y extraños se quedaban maravillados del nível de vida que tenía su nación, especialmente si se comparaba con como estaba hacía apenas unos pocos años antes. Era un milagro.

Habiendose sacado a los párasitos que gobiernan las naciones del mundo entero, su país entró en una etapa de reconstrucción y crecimiento muy pocas veces vista. Todo lo mal que habían estado durante los años anteriores se trocó en bienestar general para todo el pueblo. Del más grande al más chico, del más rico al más pobre, practicamente todos estuvieron mejor en su gobierno. Es más, esa división entre ricos y pobres que existía en su país, estaba en vías de desaparecer. Hoy, casi todos los países “demoliberales” de distintos colores no pueden decir lo mismo. Y cuando se nivela, es indudablemente hacia abajo. Promoviendo la mediocridad en todos los ámbitos de la vida. Pero no en este país, y no bajo su gobierno.

Pero lo bueno no iría a durar mucho. Especialmente por que sus enemigos -demoliberales, comunistas y no tanto- se aliarían para hacerle la guerra. No querían que su ejemplo fuera seguido por otros países. No querían que esos otros países se sacaran a las sanguijuelas -con perdón de las sanguijuelas, hasta ellas son mejores que estos entes- de encima. Y mucho menos, que se desarrollaran y se dieran gobiernos fieles a sus naciones. No no, eso era imperdonable.

Entonces, iniciaron una guerra. Con el pretexto de defender a una nación indefensa del imparable avance de su país. El problema es que esa nación fue invadida apenas dos semanas más tarde por quien vendría a ser uno de los enemigos más implacables de todos. A esa gran nación, -roja, roja- no le declararon la guerra las potencias “democráticas”. Una, por que serían aniquiladas completamente por esta. Y dos, por que la defensa de la nación más pequeña era simplemente un pretexto. La libertad de esta era una tapadera, por que años más tarde la pequeña nación estaría bajo el dominio de la gran nación roja-roja, sin que la vinieran a ayudar a luchar contra esta. Apenas unos artículos en periódicos diciendo “que horror como se vive allí” y “la falta de libertad de esa pequeña nación es horrenda”. Pero volvamos a la Gran Guerra, Segunda Parte…
Las potencias “demoliberales” engañarían a los jóvenes de sus países para que fueran a alistarse para luchar contra el enemigo -que en la primera Gran Guerra había sido llamado salvaje y comparado hasta con los hunos-. Los jóvenes de estos países aceptaron, por que: a)combatirían a los malos, ¿que mejor motivo que ese? b)no sabían realmente como eran las cosas, ignoraban por quienes estaban peleando en realidad y quienes controlaban su país, y c) -para muchos determinante- tendrían trabajo, casa, comida y hasta ropa limpia, que en muchos casos no tenían. Así que los muchachos fueron a combatir a sus hermanos de raza, completamente engañados.

Animación del desarrollo de la segunda guerra mundial. En verde, la Unión Soviética antes de 1941, en azul Alemania y sus aliados, en rojo los Aliados (junto con la Unión Soviética después de 1941).
Animación del desarrollo de la segunda guerra mundial. En verde, la Unión Soviética antes de 1941, en azul Alemania y sus aliados, en rojo los Aliados (junto con la Unión Soviética después de 1941). Como ven, esta imágen es un buen testimonio para saber QUIENES ganaron realmente la guerra. Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Second_world_war_europe_animation_large_de.gif

Terminarían ganando la guerra. Y dejando al país gobernado por este señor completamente en ruinas. ¿Por qué? Simplemente por que este país no se había arrodillado al poder que controlaba a las potencias -el poder Judío Internacional- dicho con todas las letras…

Pero, su legado no será olvidado. A pesar de todos los esfuerzos para borrarlo de la memoria colectiva de su pueblo, y del mundo entero, aun sigue vivo…

¡Salve Victoria!

Sieg Heil!

Heil Hitler!

Adolf Hitler recibiendo el saludo de la gente.